miércoles, 25 de julio de 2007

LA D I O X I N A

Los compuestos de la Dioxina causan cáncer, sobre todo el cáncer de mama.
NO METAS TUS BOTELLAS DE AGUA AL REFRIGERADOR, YA QUE ESTO LIBERA LA DIOXINA DEL PLÁSTICO.

El Dr. Edward Fujimoto del Hospital Castle fue entrevistado para la televisión y explicó los aspectos de esta amenaza para la salud.

Él es gerente del Programa de Bienestar en el hospital. Estuvo hablando de la dioxina y lo peligroso que es para el hombre.

Dijo que NO DEBEMOS USAR RECIPIENTES NI VAJILLA DE PLÁSTICO PARA CALENTAR NUESTROS ALIMENTOS EN EL MICROONDAS. Sobre todo, los alimentos que contienen grasa.

Explicó que la combinación de grasas, temperaturas elevadas y plástico, libera la dioxina en forma de vapor que se introduce en la comida y en última instancia, en las células de nuestro cuerpo.

La dioxina es carcinógena y altamente tóxica para las células del cuerpo humano.

Recomienda que usemos recipientes y vajilla de vidrio, Pyrex (cristal templado), o cerámica para calentar la comida. Obtienes los mismos resultados sin la dioxina.

Así que los alimentos tipo comidas preparadas, congeladas, sopas instantáneas, etc., tienen que sacarse de su empaque original y calentarse en otro tipo de recipiente.

No es que el papel sea malo, sino que no sabes qué cosa le pusieron al papel simplemente es más seguro usar cristal templado, Pyrex, etc.
Nos recordó cuando los restaurantes de comida rápida cambiaron sus recipientes de unicel por recipientes de papel. Uno de los motivos fue este problema de la dioxina.

Además, tomen nota: Cuando se TAPA LA COMIDA CON KLEEN-PACK O EGA-PACK (PLÁSTICO AUTOADHERIBLE EN ROLLO) cuando está muy caliente, el plástico verdaderamente deja caer gotas cargadas de toxinas venenosas sobre la comida. Substitúyelo por toallas de papel absorbente.






















































martes, 24 de julio de 2007

un buen poema!!!

El sur también existe. Mario Benedetti
Con su ritual de acero sus grandes chimeneas sus sabios clandestinos su canto de sirenas sus cielos de neón sus ventanas navideñas su culto a dios padre y de las charreteras con sus llaves del reino el norte es el que ordena
pero aquí abajo abajo el hambre disponible recorre el fruto amargo de lo que otros deciden mientras que el tiempo pasa y pasan los desfiles y se hacen otras cosas que el norte no prohíbe con su esperanza dura el sur también existe
con sus predicadores sus gases que envenenan su escuela de chicago sus dueños de la tierra con sus trapos de lujo y su pobre osamenta sus defensas gastadas sus gastos de defensa son su gesta invasora el norte es el que ordena
pero aquí abajo abajo cada uno en su escondite hay hombres y mujeres que saben a qué asirse aprovechando el sol y también los eclipses apartando lo inútil y usando lo que sirve con su fe veterana el sur también existe
con su corno francés y su academia sueca su salsa americana y sus llaves inglesas con todos sus misiles y sus enciclopedias su guerra de galaxias y su saña opulenta con todos sus laureles el norte es el que ordena
pero aquí abajo abajo cerca de las raíces es donde la memoria ningún recuerdo omite y hay quienes se desmueren y hay quienes se desviven y así entre todos logran lo que era un imposible que todo el mundo sepa que el sur también existe.

domingo, 22 de julio de 2007

Sobre la Humildad y algunos matices

La lucha en el cotidiano,sabiendo escuchar,tratando ,por sobre todas las cosas ,el comprender tanta falta de sencillez,tanto egoísmo , tanta verborrea ,tanto exceso vacío,tanta payasada intelectualoide.La resistencia como un simple acto de humildad,que vaya mas allá de las palabras y siempre,absolutamente siempre,estalle en acciones...Tanta mediocridad ,tanta hipocresía ¿en que profundo recoveco de nuestras heridas se encuentra el comienzo de la dignidad rebelde?¿podemos hablar, pedir, exijir dignidad , cuando indignamente la carencia de comprensión hacia las diferentes formas de actuar de la humanidad nos enfrascan en un pensamiento que huele a podredumbre?...Quiero que se comprenda que estas reflexiones NO justifican las estúpidas acciones de la temible mafia que maneja el mundo,que condenan a 852 millones ( 852 MILLONES!!! ) de personas en el mundo a sufrir de hambre crónica, mientras , ellos llenan sus bolsillos y sus agendas con mediocres tratados de libre comercio que solo tienen ganancias unilaterales,dejando aún mas sumidas en el endeudamiento y la impotencia a los llamados países tercer mundistas en los cuales, agradecidamente, se habita...Y hablo de dar las gracias,por que es este, mi pueblo querido, mi Latinoamerica herida , mi Patagonia mágica, rebelde, infantil, bella donde aun podemos aprender a educarnos en la conciencia de la convivencia,en la dignidad de la comprensión...¿Cuando los wuachos me entrar a robar el boliche,quien tiene la culpa? ¿Debemos seguir consumiendo el pensamiento facho donde inquisitivamente se interroga a los padres sobre responsabilidad? ¿queremos seguir alimentando a la gran máquina,haciendo la gran vista gorda frente a las armas de control social que llevan a estos muchachos a delinquir? ¿cual es nuestra responsabilidad social frente a estos actos? ¿Tenemos la suficiente humildad para reconocer que nuestra responsabilidad social comienza en el cotidiano, en el día a día y que el mañana no es nada mas que una mentira si no se construye ahora?
Dando abrazos cuando se nesecitan
mirando a los ojos
aprendiendo
escuchando
dejando un poquitito de lado la porquería facistoide que nos hace creer que somos mejores que otros.

martes, 17 de julio de 2007

DIGNIDAD!!!!


BRASIL: Indígenas reivindican tierras para lascomunidadeshttp://www.adital.com.br/

Falta de tierras y producción de alimentos sin agrotóxico son algunas de las reivindicaciones expuestas por la delegación indígena que participa en la III Conferencia Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, que se realiza hasta mañana (6), en Fortaleza (CE). En total, 60 indios de diferentes comunidades brasileras participan del encuentro y muchos aprovechan la oportunidad para presentar las principales demandas de sus comunidades. A los cinco años de edad, la india Kaun Poty sintió, por primera vez, la fuerza del hombre blanco cuando vio a buscadores de piedras preciosas del Triángulo Mineiro incendiar su aldea. En la fuga, se perdió en la floresta y sólo a los 10 años de edad volvió a encontrar a su familia. En ese momento, no había más aldea, ni tierras, ni comunidad.
Como los Potys, otros miles de indígenas vieron como sus tierras eran robadas por hacendados. Actualmente, el Triangulo Mineiro todavía alberga a cerca de 200 familias indígenas de diferentes etnias que, como otros cientos de indios esparcidos por Brasil, luchan por la devolución de sus tierras.
La Cacique Kaun Poty representa al Movimiento de Indígenas Sin Aldeas del Triángulo Mineiro, cuya principal reivindicación es la devolución de tierras a las comunidades indígenas de Minas Gerais. Según la cacique, más allá de servir de vivienda para los indios que hoy viven en las periferias, en las tierras será construido el Centro de Formación Cultural, donde serán transmitidas las tradiciones indígenas a los niños de las comunidades. El lugar también servirá para la implementación de un sistema de agricultura familiar en el cual serán cultivadas plantas medicinales en extinción.
A pesar de tratarse de una Conferencia de seguridad alimentaria, las reivindicaciones de los indígenas van más allá del tema y terminan siendo comunes a las de las comunidades vulnerables de Brasil. Ivone Amaral, la india Indiara, representante de la comunidad de Santana de Bahía, dice que espera llevar buenas noticias a los compañeros. Según ella, son grandes las expectativas para que sean resueltos los problemas de su comunidad, fundamentalmente la falta agua y de saneamiento básico. "Espero que las propuestas sean aprobadas", dijo. El indio Bekwaiaj Kaypó, de la comunidad Kayapó de la ciudad de Aurilândia del Norte, en Pará, reclama la falta de agua para los indígenas. Según él, la comunidad sufre también por la falta de atención médica, ya que el puesto médico más cercano queda a 97 quilómetros de la comunidad. En la cuestión de la seguridad alimentaria, la principal reivindicación de los indígenas es por la inclusión de políticas que permitan la producción de alimentos sin agrotóxicos para evitar problemas de salud en la comunidad.

A pesar de tratarse de una Conferencia de seguridad alimentaria, las reivindicaciones de los indígenas van más allá del tema y terminan siendo comunes a las de las comunidades vulnerables de Brasil. Ivone Amaral, la india Indiara, representante de la comunidad de Santana de Bahía, dice que espera llevar buenas noticias a los compañeros. Según ella, son grandes las expectativas para que sean resueltos los problemas de su comunidad, fundamentalmente la falta agua y de saneamiento básico. "Espero que las propuestas sean aprobadas", dijo.
El indio Bekwaiaj Kaypó, de la comunidad Kayapó de la ciudad de Aurilândia del Norte, en Pará, reclama la falta de agua para los indígenas. Según él, la comunidad sufre también por la falta de atención médica, ya que el puesto médico más cercano queda a 97 quilómetros de la comunidad.
En la cuestión de la seguridad alimentaria, la principal reivindicación de los indígenas es por la inclusión de políticas que permitan la producción de alimentos sin agrotóxicos para evitar problemas de salud en la comunidad.

lunes, 16 de julio de 2007

El agua mas que H2O

Entrevista a Pedro Arrojo Agudo, estudioso de la Economía del Agua.

Pedro Arrojo Agudo nació en Madrid en 1951, es doctor en Ciencias Físicas, profesor en el Departamento de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y desde hace 15 años centra su investigación en la Economía del Agua. Fue el primer español que recibió el premio Goldman de Medioambiente 2003, considerado el Nóbel de ecología, "por encabezar la campaña para poner fin a la fracasada política de gestión hidrológica española basada en la construcción de presas y el trasvase de aguas". Hasta hace unas semanas presidió la Fundación Nueva Cultura del Agua que tiene entre sus objetivos garantizar un uso razonable, social, equitativo y eficiente del agua como recurso y una gestión sostenible de los ríos y ecosistemas acuáticos.
María Inés Aiuto: El agua es un recurso renovable, la que tenemos hoy es de los tiempos de los dinosaurios y en el futuro tendremos la misma, ya que existe un ciclo hidrológico que permite tener esa agua en movimiento. ¿Entonces por qué se prevé que la próxima guerra será por falta de agua?
Pedro Arrojo: El agua no va a ser escasa porque vivimos en el planeta azul. Lo que está ocurriendo a lo largo de los dos últimos siglos y de forma acelerada en las últimas décadas, es que nuestra capacidad de desarrollo productivo ha generado tales impactos sobre los ecosistemas, sobre todo en los sistemas acuáticos continentales, que hemos quebrado en gran medida el ciclo hidrológico natural. De manera que el agua es abundante, pero estamos rompiendo las capacidades de renovación y depuración natural de los ecosistemas, por eso el agua de calidad, el agua potable o el agua potabilizable empieza a ser escasa. Entonces, cuando hablamos de 1.200 millones de personas sin acceso al agua potable no significa que mueren de sed. El problema es que hemos quebrado la salud de esos ecosistemas: primero han muerto los peces y detrás van muriendo o enfermando las personas de las comunidades pobres que viven de manera interactiva con la naturaleza, en este caso con los ríos, y que tienen menos recursos para compensar este desastre ecológico.
- Esto quiere decir que si se continúa con el modelo productivo actual de agricultura intensiva y empresas contaminantes, aumentarán esos 1200 millones de personas sin agua de calidad.
Sí, en otra década encontraremos que existen 3.200 millones de personas sin acceso al agua potable. Estos datos suponen más de 10.000 muertes por día, en su mayoría niños que son los más frágiles, y no son muertos de sed, la mayoría son muertos por diarrea.
Hemos trasformado al elemento prototípico de la vida, el agua, en el arma de destrucción masiva más letal que jamás haya existido en la humanidad. Es una contradicción y una vergüenza injustificable para la civilización en el planeta agua. El modelo de desarrollo imperante ignora estos problemas y coloca todo el énfasis en las dinámicas de mercado que son insensibles a estas cuestiones y amenazan con agravarse.
Sin embargo, existe una reacción social y política en contra muy potente, particularmente en el continente americano y en ese sentido soy optimista. El tema del agua es tan vital, tan fácil de hacer las sinergias entre lo racional y lo emocional, que es una buena plataforma pedagógica para entender la nueva cultura del agua que tenemos que adoptar.
- ¿En qué consiste la nueva cultura del agua?
Es un cambio de paradigma. Son necesarios cambios de políticas, institucionales, de tecnologías, de modelos de vida, pero en el fondo se necesita un cambio cultural. Hasta ahora hemos vivido bajo una forma de entender la ciencia y la técnica bajo el paradigma de dominación de la naturaleza. Hoy un científico que hable de dominar la naturaleza es como alguien que diga que hay que dominar a la mujer, o que hay que pegarle.
Desgraciadamente sigue ocurriendo y ocurrirá un tiempo, pero ya no es políticamente correcto. En el tema del agua, se requiere cambiar los modelos de gestión de recursos a gestión ecosistémica, entender que los ríos no son canales de H2O sino ecosistemas vivos. Ese desafió ya esta plasmado en la ley europea que promueve pasar en 15 años de la gestión de recurso a la gestión ecosistémica y a partir de entonces actuarán los tribunales europeos. Es decir, tenemos 15 años para recuperar el buen estado ecológico de los ríos en Europa. Esto ya ocurrió en Estados Unidos y está pasando en Sudáfrica, en Australia y va a acabar sucediendo en todo el mundo. El objetivo de este cambio de enfoque no es tomar más agua o producir más a corto plazo, sino que es recuperar la salud del río. Desde América Latina se ha planteado que a la nueva cultura del agua debe incorporarse también la vieja sabiduría del respeto al ciclo hidrológico de civilizaciones ancestrales y resintetizarla con las nuevas tecnologías que nos dan opciones interesantes siempre que trabajemos con prudencia.
Por otro lado, la nueva cultura del agua es entender el acceso al agua potable como derecho humano, es injustificable que no haya 30 litros de agua de calidad por persona al día. También promueve la gestión pública participativa para los servicios básicos de agua y saneamiento y una gobernabilidad de rigor económico, no de mercado, en la gestión del agua economía. No hay que olvidar que la tecnología más eficiente para producir agua de calidad es la naturaleza y además trabaja gratis, cuando la rompemos nos sale caro, entonces ese nuevo enfoque es el que va estar en las claves políticas, institucionales, legales, culturales de ciudadanía y educativas para producir ese cambio cultural de envergadura.
Sin embargo, parece difícil que se plasme en América Latina mientras se sigan instalando las empresas contaminantes de los países desarrollados.
En Europa esas empresas ya no tienen permiso porque hemos hecho una legislación más dura y una vigilancia social más activa, por eso vienen a Latinoamérica. Pero al mismo tiempo aquí se han levantado movimientos sin precedentes como en Entre Ríos, en el Paraná, se está produciendo una reacción frente a la contaminación minera, están repercutiendo en el ámbito de la política, lo cual significa que no es un pelea de cuatro locos o de cuatro afectados. Se van produciendo reacciones en el ámbito internacional frente a un orden mundial basado en la privatización de los recursos naturales. Es decir, si bien es cierto que las empresas contaminan, también es cierto que la reacción está en marcha y que es muy potente y creciente. En el mundo del medio ambiente si tomas la película desde hace 20 años, si bien la situación es más difícil en muchos aspectos, la capacidad de acción del movimiento ecologista, de los movimientos ciudadanos y del nivel de conciencia en general están progresando en la Argentina y en el mundo aceleradamente, quizá también porque mucha de las amenazas que se pronosticaron se están demostrando desgraciadamente correctas, empieza a crecer la alarma ciudadana y quienes eran denostados como neo hippies radicales hoy empiezan a ser líderes sociales.
La fundación a la que pertenece Ud., Nueva Cultura del Agua, tuvo un papel decisivo para frenar el Plan Hidrológico español basado en la construcción de grandes infraestructuras hidráulicas ¿Podría contar esa experiencia?
Esta fundación que he presidido hasta hace unos días es un fenómeno esperanzador ya que logró crear una red académica entre España y Portugal para oponerse a este plan que consistía en la construcción de grandes represas y trasvases. Los científicos más brillantes a nivel nacional e internacional se enfrentaron a sus gobiernos y a las grandes empresas que lo promovían.
En España desde 1985 el gobierno de turno debe articular la política de aguas en el marco de un Plan Hidrológico Nacional (PHN). A mediados de los `90, el gobierno socialista presentó un anteproyecto siguiendo las sinergias históricas de más represas, más trasvases y subvención pública a estas obras que ni siquiera son rentables desde un punto de vista económico de mercado, pero que en su entorno tiene enormes intereses privados. En 1996, algunos profesores fuimos requeridos para promover un foro universitario de reflexión en materia de gestión de aguas. En 1998 tuvo lugar en Zaragoza el Primer Congreso Ibérico sobre Planificación y Gestión de Aguas con el apoyo de más de setenta rectorados de universidades españolas y portuguesas. El éxito de la convocatoria nos llevó a institucionalizar el evento cada dos años y a constituir la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA). Desde esta fundación se desarrollaron consistentes estudios críticos al PHN, al tiempo que se diseñaron alternativas más sustentables, económicas y razonables.
Al mismo tiempo, ante la amenaza de inundación de valles habitados que suponían estas grandes obras, muchos pequeños pueblos iniciaron un movimiento de oposición llamado Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET), bajo el lema "por una nueva cultura del agua". En apenas cinco años este movimiento fue capaz de organizar amplias plataformas ciudadanas contra los grandes trasvases del Ebro (pieza clave del PHN) reuniendo en sucesivas manifestaciones en Zaragoza, Madrid, Barcelona y Valencia a más de un millón y medio de personas entre 2001 y 2002.
Bajo la presión ciudadana, la Fundación acabó siendo el centro de consulta y contraste de la Comisión Europea frente a los argumentos del Gobierno Español, en su pugna por conseguir fondos europeos de financiación del PHN. Este hecho tuvo un éxito indirecto que fue la derrota de la derecha en las elecciones de 2004 y el regreso del partido socialista, pero esta vez con una nueva política hidrológica bajo el brazo por la presión y la enseñanza de la movilización por la nueva cultura del agua. El nuevo gobierno derogó los trasvases, cambió la ley del Plan Hidrológico Nacional y aunque continuaron en marcha las represas ya programadas y algunas en construcción, abrió dialogo local, regional y nacional sobre el tema y la negociación con los afectados. No es para decir que ya conseguimos nuestro objetivo, pero sí que fue un cambio histórico de dirección.
¿Cuáles son los intereses en torno a la construcción de grandes represas y/o trasvases?
No son rentables para el país pero son rentables para los que las disfrutan, de manera que es dinero público para negocio privado y eso es rentable para el negocio privado y ruinoso para la deuda pública del país. Cuando hicieron la represa de Yacyreta por ejemplo, no iba a ser rentable, si se hacía el balance de lo que cuesta y si tuvieras en cuenta económicamente el impacto social y ambiental que está generando o que has generado, eso sale una ruina económica para la Argentina y para el Paraguay, sin embargo eso lo paga la deuda pública y lo pagan entre todos los argentinos y los paraguayos. Y los beneficios los obtiene la empresa que turbina la electricidad o que usa esas aguas, entonces ahí está la clave de por qué siendo irracional económicamente sigue habiendo inversiones públicas en nombre del interés general que en realidad es el interés de los poderosos.
Usted suele hablar de agua vida, agua ciudadana, agua economía y agua delito.
Naciones Unidas dice que 30 litros de agua potable al día es un derecho humano que representa el 1,2% de toda el agua que usamos, por lo tanto no hay pretexto para que haya 1.200 millones de personas sin acceso. En ese sentido, si es derecho humano no es un problema de la económica, sino de la res pública de Aristóteles y debe ser administrado como una prioridad máxima. ¿Qué hicieron los países para conseguirlo cuando no había Banco Mundial? La fuente pública, gratuita y potabilísima en la plaza del pueblo, cerca de la casa de todos, antes que la primera farola o de asfaltar el camino, no hay pretexto ni siquiera desde la pobreza y menos para un Banco Mundial que nos dice que esto es un gran reto financiero, no es verdad, es un reto político con mayúsculas. Eso es agua vida y la economía no tiene nada que decir.
En el caso del agua domiciliaria y saneamiento usamos por el orden de 120 litros por persona al día que es un 5% o 6% del agua total que usamos. No sería derecho humano, pero sí exigiría que se considere derecho ciudadano y dependerá de la tradición de cada país.
Pero los derechos ciudadanos están vinculados a deberes ciudadanos. Entonces, sí estás regando el jardín con agua ciudadana, te llaman al teléfono y dejas la llave abierta, no has entendido nada. Te vamos a poner un contador, los 30 primeros litros son gratis, derecho humano, los 100 siguientes los vas a pagar al coste que nos cuesta a la comunidad llevarte el agua, los 100 siguientes que es la ducha de media hora caliente que te pegaste dos veces al día, lo vas a pagar al doble y cuando llenes la piscina estarás pagando al triple, es decir, una tarifa de costes crecientes, ya estoy hablando de economía.
Con lo que pagues de más por tu uso excesivo pagaremos el derecho ciudadano y el derecho humano de los que tienen dificultades para hacerlo. Esto es economía, pero no de mercado porque en este caso se premia al cliente que compra más con menor coste. En el agua ciudadanía el objetivo no es hacer negocio sino un servicio público y por lo tanto hay que introducir una nueva racionalidad de economía basada en nuevos modelos de gestión pública participativa. No vale decir que la gestión pública que tenemos es corrupta, oscura, ineficiente, de acuerdo lo es, pero la alternativa no es privatizarla, sino regenerarla.
El agua economía o agua negocio es donde se gasta la mayor parte del agua, una papelera o una hidroeléctrica o un agricultor que hace patatas para la exportación y que pide agua para hacer aquello, es legitimo, siempre que no la contamine.
Sin embargo, las experiencias han demostrado que las empresas contaminan y que la solución residiría en bajar los niveles de consumo.Yo no pienso que no se deba hacer nada, sino que hay que pensar en los impactos que puedan generar en la comunidad. Cuando hacemos agua economía y la usamos para hacer madera, para hacer nuestro vestido o un coche, se ampara en la aspiración legitima a vivir mañana mejor que hoy, pero en nombre de ser más ricos no tenemos derecho a contaminar un rio, a destruir un ecosistema ni a poner en peligro los derechos humanos o ciudadanos. Por otro lado, el agua economía no tiene que ser subvencionada, ¿por qué voy a subvencionar con dinero de todos tu derecho a ser más rico? Entonces, el día que se quiera hacer una represa, cuando se le diga al usuario cuánto va a tener que pagar para compensar los daños se dará cuenta que no es rentable y no hará la represa.
En Estados Unidos se ha determinado oficialmente que las grandes represas, que eran rentable en la primera mitad del siglo XX, a finales del siglo ya no fue rentable y en el siglo XXI es una perfecta estupidez económica que puede ser interesante para los lobbies sin duda, pero no para un país.
El enfoque ético de discernir el agua como derecho humano, como derecho ciudadano y el agua economía nos llevaría a consumir menos agua y a tener conciencia racional de que el agua para la economía tiene que ser escasa como es el petróleo por ejemplo. Agua economía vinculada al principio de recuperación de costes desde el aparato del estado.
Y por último agua delito, contaminar un río o un acuífero es un delito, a veces hay leyes que lo condenan, pero hay gran permisividad social. La alternativa es permisividad cero para el delito ecológico. Ni los jueces se atreven a condenar a una empresa por este delito. Pues esto implica un cambio cultural, no basta con tener una ley adecuada, por ejemplo la contaminación minera con metales pesados es un crimen contra la salud pública y otras muchas contaminaciones que hacen empresas, a veces nacionales, muchas veces españolas, francesas o americanas.
Lamentablemente en la Argentina se sigue avalando la minería contaminante.
Pues tiene que haber una conciencia social que presione para que se prohíba con leyes y si existen para que se cumplan. Es lo que llamo tolerancia cero en la sociedad a la contaminación de las aguas que es un autentico delito. En Suecia hoy sería impensable que pase, tú le dices a un sueco que su niño puede morir por tomar agua de la canilla y te dice, "no, antes ira a la cárcel el presidente de gobierno". En América Latina esa conciencia está en crecimiento, hay una rebelión de nuevo cuño, democrática, no violenta, pero tremendamente poderosa en sus argumentos, en sus capacidades de transformación. Estuve con los afectados de Yacyretá que se encuentran en el Galpón de Chacarita y se me cayeron las lágrimas de rabia, de impotencia. Pero creo que al final esta gente ganará porque tiene tanta fuerza moral, la injusticia o el desafuero ha sido tan brutal y su capacidad de reacción ante las diversidades tan fuertes que al final sólo puede haber un resultado victorioso para esta gente, entonces hay para estar muy preocupados, incluso muy enfadados, pero también es para ser esperanzados.
Sin embargo, la Entidad Binacional Yacyretá anunció la finalización de la obra para fines de 2008 que implica la construcción de otra central.
Si, los afectados me explicaron que existe un proyecto de hacer otra represa de varios kilómetros de longitud en la provincia de Misiones que acabaría de destruir los restos de la selva que queda en la zona, las comunidades indígenas guaraníes quedarían definitivamente inundadas y destruidas y el ferrocarril que llega a Buenos Aires no podría realizar su recorrido completo a causa de las inundaciones. Pero existe una movilización nacional creciente en la Argentina para recuperar las cuencas frente a todas las agresiones de grandes proyectos vinculados no sólo a las papeleras sino también a las represas hidroeléctricas y a la minería.
¿Cuáles son las alternativas a la construcción de represas?
En Europa y en Estados Unidos se empieza a plantear no la reducción del estándar de vida, sino la eficiencia del uso de la energía. En California se introdujo en parte energía eólica, en España por ley las nuevas casas que se construyan deben tener tejado solar para recoger energía, en Suecia los tejados recogen agua de pluviales a pesar de que llueve mucho. Son mecanismos de ahorro o ancestrales con nuevos enfoques tecnológicos. La energía solar estará en un primer plano, no sólo de calentamiento sino fotovoltaica. En España por ejemplo, se empiezan a preparar kilómetros cuadrados de campos solares, la energía eólica tiene una potencia superior a la energía nuclear. La biomasa también está en crecimiento y crecerá mucho más ya que tiene un carácter de renovabilidad interesante.
Pero con la biomasa se estaría utilizando tierra para energía en vez de para alimentos e implicaría más agrotóxicos para los cultivos, contaminación de napas de agua, subida de precios de las tierras, desalojos de campesinos, etc.
Bueno, pero como todo tiene sus límites. Es una alternativa renovable en el sentido de que no liberas nuevas masas de anhídrido carbónico fósil, que es lo que te lleva al efecto invernadero. Otra alternativa es la energía marina que se genera por el movimiento de las olas y las mareas. Pero lo principal es empezar a entrar en la filosofía del ahorro, y en un modelo de vida que no necesariamente tiene que pasar por mayor consumo. Ese es el futuro, pero mientras llegamos a ese nuevo modelo que implica cambios culturales profundos y que esta llevando a que Europa y Estados Unidos abandonen las viejas tecnologías del hormigón o de la energía nuclear, hay que empezar por sustituirlas por energías más blandas y renovales. Esa especie de chantaje de que si no hacemos la gran represa colapsamos la economía no esta justificado con razones sino con demagogia.
En Argentina existe el caso de la represa Futaleufú, dentro del Parque Nacional Los Alerces, cuyo único objetivo es proveer de energía a la empresa de aluminio Aluar. Allí se puede ver la doble línea de alta tensión de 330 KV que cruza bosques, montañas, ríos y lagunas hasta Puerto Madryn ¿lo consideraría agua delito?
No estoy en contra de las represas, de las carreteras, de los aviones, de opciones tecnológicas, lo que pienso es que cualquier opción tecnológica tiene que contextualizarse en cada momento de la historia teniendo en cuenta los beneficios y los costes, no sólo económicos, sino sociales y ambientales que genera. Puede haber represas en un momento determinado adecuadamente situadas, por ejemplo, en el último tiempos la Fundación Nueva Cultura del Agua estamos proponiendo en España represas fuera del cause para evitar el impacto de romper la continuidad biológica de las especies, entonces, buscar un espacio cercano al rio donde yo pueda hacer una represa y almacenar agua puede tener un impacto ecológico mínimo y tener buenos beneficios razonables y ahí tenemos una tecnología hidráulica que, discutida adecuadamente, se puede definir como buena. En ese caso puntual de la represa Futaleufú no puedo juzgarla porque el hecho de que la energía sea para una empresa no es un pecado, como un camino que llegue a la empresa, ahora si para hacer ese camino hemos tenido que acabar con el ultimo nido del águila perdiguera en el territorio, entonces hagámoslo por otro lado.
El problema, además del impacto ecológico que genera, es que las torres de alta tensión están afectando la salud de la población.
Es que durante todo el siglo XX muchas veces hemos pensado que la tecnología lo resuelve todo, hemos ido con chulería tecnológica que implica ignorancia, imprudencia y ahora nos damos cuenta cuando viene el cambio climático o nos encontramos sin agua potable o con que está disminuyendo la rentabilidad y la productividad de la tierra porque la estamos arruinando, y de repente las predicciones ecologistas empiezan desgraciadamente a cumplirse. Entonces empezamos a dar marcha atrás, a cambiar el sentido de la ciencia como dominadora de la naturaleza y empezamos a hablar más prudentemente de desarrollo sustentable. Qué duda cabe que hasta ahora hemos usado sistemáticamente la tecnología con una prepotencia que raya la chulería tecnológica y eso nos ha llevado a consecuencias que en algunos casos son, han sido y serán dramáticas, eso tiene que ir cambiando y va cambiando aunque más despacio de lo que a uno le gustaría.
Hablenos de su militancia
Cuando entre a la Universidad de Zaragoza venía de Granada, del Sur de España. Eran los últimos años de Franco y había habido un estado de excepción en el norte por unas huelgas y por movilizaciones estudiantiles. Cuando llegué me contaron que había habido torturas y no lo creía, hasta que un día salía de la facultad y a dos metros de mi cogían una chica que había hablado en una asamblea y mientras un guardia la sujetaba por detrás otro por delante la masacraba. La policía entendía que ese colegio era comunista porque hacia actividades culturales y decidió dar un escarmiento. Cuando entré a la universidad absolutamente traumatizado entró una compañía de la policía nacional, nos puso contra la pared, cogió al azar a uno de nosotros y le dio una paliza de muerte. Luego de estos sucesos me incorporé al Partido del Trabajo que era comunista y que tuvo relativa fuerza pero acabó por disolverse. Era un partido con mucha ilusión pero muy desenfocado y de ahí salió mucha gente que se incorporó a diferentes movimientos sociales, sin militar necesariamente en partidos. Acabamos optando por movimientos de no violencia, por entender que fines sin medios no pueden separarse, que por el camino más corto de la violencia no se va a llegar a buen puerto y que hay que tener la paciencia histórica de construir la convicción de la sociedad. En esa lógica me he movido, primero ayudando a levantar el movimiento pacifista que fue muy fuerte en España y promovió que no entráramos en la OTAN. Fueron las primeras grandes movilizaciones de la democracia, por el no alineamiento, por una civilidad pacifista y por la objeción de conciencia para no ir al ejército que luego conseguimos su anulación. También logramos levantar las bases norteamericanas y luego promovimos movimientos ecologistas no violentos que fueron exitosos hasta entrar de lleno en el tema del agua y formar la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (CoAGrET).
¿Qué lo llevó a hacer activismo por el tema agua?
Soy profesor de económicas y hacía muchos años tenía la convicción de que en un mundo en el que teóricamente se nos ha vendido la preeminencia del oráculo económico, de la racionalidad económica como guía de la acción política, me pareció que había trampa y cartón. En muchas ocasiones es un oráculo falseado y se ponen en marcha políticas que no son ni siquiera razonables económicamente. Me invitaron a California a ser profesor por un año, luego volví y empecé hacer los estudios de coste beneficio de grandes presas y me salían todos negativos, entonces determinadas comunidades que empezaban su lucha en el Pirineo amenazadas de embalses que les inundaban el pueblo, me pidieron que les haga un estudio económico para ver qué pasaba con esa presa y cuando hablas con gente afectada ya sea por Yacyreta aquí o por cualquier represa, a los 10 minutos están llorando. Entonces junto al morbo y al reto intelectual me prendieron el corazón. Cuando el ser humano es capaz de vincular y de converger los argumentos de la razón con los del corazón y los sentimientos tenemos una fuerza tremenda. Yo he tomado partido, lo que pasa que cuando hago mis cálculos económicos, como sé que me lo mirarán con lupa y por dignidad personal, soy muy riguroso con eso. Mi contradicción de subjetividad en mi trabajo científico se tiene que compensar con una sobredosis de celo científico, pero reivindico la convergencia de lo racional, el compromiso y lo emocional, los derechos humanos que no son 2 más 2 cuatro, sino que son dignidad humana y eso debe formar parte también de la academia.

pedro arrojo agudo, represas

www.ecosistemas.cl

viernes, 6 de julio de 2007

miércoles, 4 de julio de 2007


Resistir,expandiendo la visión con el coraje de mantener una identidad desgastada por las continuas explotaciones mediáticas y económicas ,resistir ,aplicar resistencia a las bombas mecanizadas de la imagen que nos lleva a desear una realidad que no corresponde la pureza de estos lares donde aún la bandurria sabe volar tranquila...Resistir,volviendo la mirada hacia los ríos que abastecen la simplicidad del juego de nuestros niños,resistir ,desde la montaña,quizás en un simple acto de porfía para no ver a nuestra patagonia invadida por el pseudo progreso,resistir, en el cotidiano,dándole la mano al vecino,recogiendo las basuritas de la calle,consumiendo menos miedo,bolsas, coca cola, porquerías,que no alimentan la verdadera visión del futuro que comienza hoy,en el mínimo instante del día a día.
Nos encontramos en un momento critico frente al mundo,momentos en que los recursos naturales son ambicionados por la mano negra que teje los hilos del llamado progreso económico neo liberal,son los momentos donde la gente humilde ,la buena gente que ejerce el abrazo ,debe encontrarle un sentido a su pertenencia a la Tierra,muchos,a través de "pequeños" actos han despertado desde la profundidad de su letargo de marioneta y han enfrentado a la muralla del consumismo,del circo,de la hipocresía global, ejerciendo así, su derecho a resistir desde la fabulosidad de su cultura patagona.Aquí, donde no hay mc donals ,pero si hay mate y pan amasado ,aquí ,donde unas palabras sueltas al lado del fogón hablan mas de coraje y valentía que todas las estadísticas,aquí y ahora es donde debemos organizar la resistencia frente al tirano imperialista que pone su mira en estas montañas sin reparar si quiera en las nesecidades de mi buena gente,
Se nos quieren llevar la vida,construyendo una represa, llenando de cables y de gente extraña lares donde jamás fueron capaces de levantar una digna escuela...
Se nos quieren llevar la vida,bajo la eterna promesa de un progreso que nunca llega ,ni llegara nunca si no es acompañado de su buena desgracia...pan para hoy y hambre para mañana,patagón se nos quieren llevar la vida ¿estas dispuesto a venderla?
Sin ánimos de caer en discursos mesiánicos ,dejo abierta la invitación para resistir e instar a resistir a todos aquellos que aman la patagonia ,el ejercicio de la libertad de opinión y de organización debe ser activado por todos y cada uno de los dirigentes vecinales,estudiantiles, y de trabajadores, para que así no se caiga en el doble juego de una mediatización económica globalizada que dejara a nuestra patagonia habitando solo en el recuerdo de lo que pudo haber sido un digno futuro


martes, 3 de julio de 2007

COMUNIDADES CHILENO-ARGENTINA CREARÁN COALICIÓN PATAGÓNICA

Durante Primer Parlamento Medioambiental

Será una coordinadora del territorio patagónico, sin fronteras y solidaria, que defenderá los ecosistemas de vida y el patrimonio cultural de la patagonia.
La Patagonia no tiene fronteras. Los impactos ambientales que ocasionaría una eventual explotación minera en la provincia de Palena, también afectarían al resto de las regiones del extremo sur del país y de Argentina. Lo mismo sucedería con la construcción de centrales hidroeléctricas en la región de Aysén o en Corcovado, provincia de Chubut, Argentina.
Esta mirada solidaria e integradora, marcó el desarrollo del Primer Parlamento Medioambiental de la Patagonia, organizado por el Comité de Defensa de la provincia de Palena y Región de Aysén y que reunió a más de cien personas, venidas de distintos puntos del sur chileno y argentino.
Entre los participantes estuvieron vecinos, vecinas, sacerdotes católicos y dirigentes gremiales y sociales de Chaitén, Palena, Futaleufú. También integrantes de la coalición Aysén: Reserva de Vida, el Obispo de Aysén, comunidades Tehuelches y Mapuches residentes en Argentina; trabajadores del Parque Pumalín y el presidente de Fundación Pumalín.
Durante el parlamento se analizaron temas relacionados con ordenamiento territorial, vocación turística, minería, represas y derechos de agua.
Víctor González, vocero del movimiento ciudadano, manifestó que junto a la demanda de una conectividad terrestre, siempre “apostábamos por un desarrollo sustentable para nuestro territorio, al que hoy llamamos Patagonia Nuestra. Ahora, queremos ser protagonistas de nuestro desarrollo, con el gran desafió de hacer un uso inteligente y sustentable de nuestros recursos naturales”.
Uno de los temas más esperados fue la exposición de Javier Rodríguez, del movimiento antinuclear del Chubut; quien dio cuenta sobre los impactos social, ambiental, productivo y económico del territorio, donde se emplazaban proyectos mineros.
En esta línea, el coordinador del Comité de Defensa de Palena y Región de Aysen aclaró que “aquí no se trata de estar en contra de la minería, pero sí en contra de aquella minería que causa daño ambiental, es decir, un daño a las personas, contaminación”.

DESARROLLO Y PROTAGONISMO LOCAL.

Estas palabras fueron claves durante el proceso de reflexión vivido el 29 y 30 de junio pasado. Para Ervin Redlich, presidente de la Cámara de Turismo de Futaleufú, “hoy comienza una nueva etapa para la Patagonia, donde cada vez más estamos tomando conciencia de la riqueza que tenemos, y habemos muchos dispuestos entregar todo nuestro tiempo y esfuerzo por defenderla”.
Agregó que “será nuestra lucha, una lucha que no apunta a un determinado modelo de desarrollo, sino una lucha que apunta que seamos nosotros, los habitantes de la Patagonia los que decidamos que queremos y que no”.

ACUERDO DE LA PATAGONIA
Al término del primer Parlamento Medioambiental de la Patagonia, los presentes acordaron crear una gran coalición patagónica sin fronteras, para la defensa de nuestros sistemas de vida y tradiciones.
La idea es fomentar y profundizar los mecanismos de participación ciudadana, tanto en áreas urbanas como rurales, a través de sistemas de información que propicien la concientización y el discernimiento crítico.
Este nuevo referente delineará acciones de trabajo concretos, para defender a las comunidades afectadas por las amenazas ya establecidas en la patagonia y otras potenciales, como represas, petroleras, salmonicultura, mineras, líneas de transmisión eléctricas, concentración de la tenencia de los bienes (agua, tierra, mar, aire), turismo masivo de alto impacto y otras, para identificar y mejorar alternativas nuevas o antiguas de desarrollo regional, que sean aceptables social, cultural y ambientalmente.
Lo importante es articular y fortalecer las diversas organizaciones y actores que estén desarrollando proyectos orientados a la defensa de la patagonia, y denunciar y difundir las problemáticas y conflictos ambientales que representan los proyectos de mega minería, de mega centrales y de tendidos eléctricos.


DIFUSIÓN Y PRENSA, COMITÉ DE DEFENSA DE Palena Y XI REGIÓN
Carolina Leyton y Sergio Wolnitzky
731680 - 731739