martes, 9 de diciembre de 2008

¿Se privatiza el Mar?

En los últimos meses, una serie de parlamentarios, organizaciones ciudadanas y ambientalistas han iniciado una campaña por la nacionalización del agua. Esta es una reacción tardía por la manifestación de los resultados calculados hace 30 años atrás con la redacción del programa económico del gobierno militar conocido como “El Ladrillo” y su expresión normativa consagrada en la Constitución Política de la República y el posterior Código de Aguas. La Ley General de Servicios Eléctricos también es corolario de este programa deseado en una mesa de almuerzo familiar dominical de Chicaguistas. En el mismo sentido, nuestros recursos mineros también fueron “blindados” constitucionalmente.

La ley General de Pesca y Acuicultura, en todo caso, no estaba todavía dentro de los planes en 1978. Esta ley fue una creación de la “Democracia”. Hubo discusión, hubo lobby, hubo debate y nació la acuicultura industrial destinada a salvar el hambre en el mundo ante el colapso de las pesquerías extractivas.

Puede ser discutible esta finalidad salvadora en el caso de la acuicultura extensiva, que son aquellos cultivos de algas, crustáceos, peces y moluscos sin la necesidad de proporcionarles alimentos por parte del hombre y que captan los nutrientes del medio acuático. En cambio, para el caso de la acuicultura intensiva, que es aquella en que el cultivador proporciona los alimentos a las especies en cautiverio, es una falacia pretender que genere más alimentos para la humanidad. En el caso de la salmonicultura, la industria acuícola requiere grandes cantidades de proteína animal que se obtiene de los peces silvestres capturados por las flotas pesqueras industriales. La industria ha sostenido que la conversión de kilogramo de alimentos por kilo de salmónido engordado en confinamiento es de 1,3 a 1. Es decir, por cada kilo de salmón o trucha cosechado gastamos 1,3 kilogramos de alimento. El problema de cálculo es que para producir ese 1,3 kg de alimento seco se requiere entre poco más de 8, según los cálculos más optimistas, y 12 kilogramos de peces silvestres capturados en los colapsados caladeros del Pacífico. O sea, cuando usted se come un filete de 300 gramos de salmón está consumiendo en realidad hasta 3,6 kilos de sardinas, jureles, anchovetas y demás.

Podrán decirnos que la tasa de conversión de alimentos a carne de vacuno o de cerdo es peor, que tiene un costo energético mayor. A eso podemos responder que la transformación de vegetales a carne es menos dañina que la transformación de pesca a acuicultura. ¡Es ineficiente la crianza en cautiverio de un carnívoro!

Bueno… La industria salmonera está en una crisis terminal. Sus líderes gremiales mendigan en los pasillos del gobierno un salvavidas extra por US 250.000.000.- para que la banca pueda prestarle más dinero y sobrevivir varios meses sin producir, erradicando de ese modo el virus ISA. Demás está decir que jamás van a poder devolver esa cantidad y que saldrá de los bolsillos de todos los chilenos, incluso de los cesantes que quedarán en la Región de Los Lagos y de Aysén. Con ese dinero, podrían pagarse los sueldos promedios de toda la industria salmonera por un año y de ese modo se pueda esperar mejores momentos económicos para la reconversión laboral en otro rubro.

Pero mientras tanto, se están tomando medidas erradas. Entre ellas, se busca establecer barrios salmoneros en el mar con serias restricciones para los demás usuarios como los pescadores artesanales, el transporte, el turismo y la defensa nacional.

Por otro lado, buscando crear, artificialmente, garantías bancarias, se propone privatizar y liberar las concesiones de acuicultura de modo de que se puedan vender libremente, hipotecarlas o empeñarlas, embargarlas y rematarlas. Para ello se han planteado incluso reformas constitucionales e igualar el derecho de propiedad por el uso del mar a los derechos de aprovechamiento de aguas continentales y a los recursos mineros.

30 años después del almuerzo dominical de los “Chicaguistas”, sus fantasmas se pasean por los pasillos del Ministerio de Economía, del Congreso Nacional y de la mesa Sandoval.

Valoro el intento casi heroico de algunos parlamentarios por nacionalizar el agua, pero al mismo tiempo, algunos de sus colegas pretenden privatizar el mar. ¿Tendremos que esperar 30 años para que surjan los sucesores de Mariano Ruiz Esquide, de Guido Girardi, de Accorsi, de Nelson Ávila y demás para que propongan la nacionalización del mar?

El mar es de todos. Las aguas continentales también lo eran.

Fernando Siebald Codjambassis

lunes, 8 de diciembre de 2008

La mano negra y la Lucha de que sabe que sabe

No es imposible transformar la mierda en verso,aunque te llegue hasta el cogote la rabia de saber y no poder hacer,por las malditas lucas , por el tiempo que va de la mano con la bandera ramera...No, luchemos, como decia un burguesito simpático: Agotemos la vida en la vida, musicalizemos el odio que se nos cuela en los huesos, creamos, creemos, agotemos el cielo en el cielo, revindiquemos el abrazo, la conversación inteligente, el brillo magico de no saberse dueños ...Lo que no es posible es que el odio nos siga coronando los huesos con la excusa de la fe en la furia...¿por que he de permitir que la asquerosa mano negra que mueve los hilos de la miseria me condicione ? ¿he de ser una mas que sucumbe a sus putos brillos? No ,no consumire,no premitire que el ego me aprete el pescuezo,rompamos las cadenas,aunemos voluntades, despertemos ¿como? :Re-eduquemosnos, re- inventemonos ,demosnos el tiempo de compartir versos, de recordar ,de estudiar ,de aprender de otros...escuchemosnos, demosnos las manos ... Guerrea ¿puedes mirar al otro a la cara? ¿tienes voluutad de aprender? ¿o acaso nesecitas un pastor que diga que como y cuando hay que hacer? ¡Basta! ¡Lucha! La misera duele,la explotación macabra mata,la religión atonta ,como la tele que te envuelve en sus prenisciosos brillos de maraquerios baratos ¡batalla! basta de aleniación, de pastillas para atontar el vacio ¡¡¡¡Liberate!!! el Estado miente , la politica partidista miente, la economia miente,las estadisticas mienten,los medios de masa mienten,las universidades mienten , las ongs mienten,la iglesia miente,los artistas se hacen los desentendidos ,los pueblos originarios desaparecen...y yono me siento nada de bien...
Conversa, comparte el verso, cultivate, has de ti un buscador de alivios en este mundo donde trabajan y mueren niños, haz del conocimiento un arte y que tu arte sea el arma que empuñe las voluntades colectivas...Si, socavaremosral tirano , al macabro capitalista ,ya no tememos sus armas represivas y atontantes...no , aborrecemos su indiferencia hacia el brillo humano...Nos queda algo mas que hacer que odiar, nos queda por reconstruir,por caminar,por aunar ,por hacer para deshacer el maltito odio que la mano negra nos cuela en los huesos...

¡Venceremos!

Resistencia!